martes, 29 de abril de 2008

Top 50

No, no va de éxitos musicales ni de las mujeres más elegantes (para eso estamos las colaboradoras de este blog)... Se trata de los 50 mejores restaurantes del mundo, entre ellos, 7 en España. No está nada mal, la verdad. Además, entre esos 7, 4 son vascos.
Bien sabido es que aquí se come fenomenal. Según dónde, me diréis, y sí, teneís razón, pero hablo en general. Mis amigos y parientes del centro peninsular siempre que vienen de visita se van con un par de kilos de más. Y no es porque vayamos a Arzak o a Mugaritz, es por comer en casa de la abuela o de la tía cocinera que siempre nos sorprende con cosas alucinantes (otro día os hablaré de ellas)
A lo que iba... Es un orgullo aparecer en la famosa lista, y la verdad es que cada vez tengo más ganas de ir a alguno de los restaurantes citados. El que más cerca tengo es Arzak.
Para comer allí no se puede tener "mentalidad de langostino" (o de "croqueta" si por casualidad se le tiene alergia al marisco, que todo puede ser) No, no es insulto a la inteligencia, quiero decir que si se entiende por "comer de puta madre" llenar la olla con "cienes y cienes" de langostinos, fritos y chuletones inmensos pues apaga y vámonos. Ojo, que yo soy la primera que se pirra por estas cosas...
Debe de ser una experiencia casi religiosa lo de comer en Arzak. Como comerse una obra de arte. Uno debe ir con el espíritu en paz, reposado, y dispuesto a dejarse sorprender. Sin prisa, en buena compañía, ni muchos ni pocos. Porque no es sólo "ir a comer", es asistir a un espectáculo que además te puedes comer.
Joder, parece que he estado ¿eh? Pues no, pero eso creo yo que es la altisima cocina. Juan Mari (Arzak) si me estás leyendo, ¿me invitas para comprobar si estoy en lo cierto? Prometo no pedir langostinos...
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails