domingo, 21 de septiembre de 2008

Mi disco

Sé que hace tiempo que no os honro con mi presencia bloggística, justo justo algún comentario... Hay una explicación para ello, en el título de la entrada está. No es que esté todo el día escuchando mi disco favorito y pase de todo lo demás, es que, según mi fisio: "parece que tienes el disco tocado" ¿EH? ¿Qué? ¿Qué disco? ¿Qué es eso? ¿De qué me estás hablando? ¿A cuál te refieres? Porque tengo un montón: Sabina, El Último de la Fila, Queen, Madonna, George Michael... A mi estupor siguió una explicación breve pero concisa del porqué tengo estas punzadas de dolor cuando estoy más de 10 minutos sentada al ordenador, o de porqué me duele tanto la parte baja de la espalda (no tan baja, no penséis mal, aquello está fenomenal)
Resulta que tengo lo que él llama "el mal de madres", resultado de acciones como:

- coge niño/niña (en mi caso, ambos)
- deja niño/niña
- empuja carrito: en llano, cuesta arriba, cuesta abajo
- saca niño/niña de la cuna
- pon niño/niña en la cuna
- saca niño/niña de la trona
- pon niño/niña en la trona
- mete al niño/niña en el parque
- saca al niño/niña del parque

Haciendo esto unas cuantas muchas veces al día pues por lo visto mi disco ha dicho "basta, no me tortures más, por favor" Pero no paniqueen, como dicen nuestros vecinos lejanos latinoamericanos, hay solución. En concreto, una de estas dos:

A) Dejar de hacer todo lo explicado anteriormente
B) Reforzar la zona lumbar

Está bien claro cual es la que me toca ¿no? Efectivamente, no me queda otra que hacer abdominales, estiramientos y ejercicios de refuerzo lumbar. Asi que todos los días, después de coger/dejar niños en cuna/trona/parque, me pongo a ello.
El que más contento está es el AB-POWER que me compré en el Decathlon hace un par de años. Quién le iba a decir a él que me iba a tener encima todos los días...
Os dejo, mi AB POWER me reclama, amigos...
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails