martes, 23 de septiembre de 2008

Efectivamente...todavía.

A mi amigo Ding Dang Do le tengo por una persona con buen criterio y tengo la costumbre de hacerle caso. Que me dice:¡Qué bonito es ser padre! pues yo tengo un hijo. Que me dice que lea un libro determinado yo lo busco. Que me dice que jugar al squash es divertido, yo juego, aunque creo que lo divertido es ganar, pero como no lo he hecho nunca no puedo asegurarlo (¡hala!,ya me he puesto triste).

El asunto es que la penúltima vez que estuvo por estas tierras me recomendó los libros del Mundodisco de Terry Pratchett. Y aprovechando que Altaya acaba de sacar una colección de libros de este autor me compre la primera entrega (El color de la magia) a un precio muy baratito (creo que fueron 3 euros).
Todavía no he empezado a leerlo, pero ojeando el libro me llamo la atención que en esa página en la que todos los libros hablan un poco del autor aparecía como primera frase lo siguiente:

"Terry Pratchett nació en 1948 y todavía no se ha muerto."

Creo que el adverbio todavía no se puede emplear mejor, ya que si hay algo que es seguro es que todavía estamos vivos y que en algún momento dejaremos de estarlo, a no ser que la muerte se tome unas vacaciones (cosa que ocurre en uno de los libros de este autor). Lo que pasa es, no me lo negaran, que dicho de esta forma parece que al que ha escrito esa introducción le molesta que el Sr. Pratchett este vivo, perdón, este todavía vivo. Es por esto que quiero anotar que si este gran autor muriera en extrañas circunstancias investigaran en primer lugar a quién escribió esta frase...por si acaso.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails