miércoles, 7 de mayo de 2008

Las Dos Torres

Sabía que tarde o temprano iba a llegar el momento. Tanto camino andado y tanto esfuerzo no podían acabar de otra manera. Por fin nuestra héroe (la palabra heroína no me va demasiado) se ha encontrado cara a cara con su destino. Ahí están, frente a ella, Las Dos Torres. Parece que le están esperando, parece incluso que le miran a los ojos, que le hablan, le dicen: "No puedes escapar... Tendrás que abordarnos tarde o temprano... Podrás intentar dar rodeos, evitarnos, pero sabes tan bien como nosotras que nuestro enfrentamiento va a tener lugar en breve... "

Y es cierto... Como no me ponga a planchar YA mi próxima entrada se titulará "Las Mil y una Torres..."
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails