domingo, 15 de febrero de 2009

Sweet sixteen

A los que el título de la entrada os diga algo más aparte de una canción ya sabréis de qué va hoy el tema. Y a los que no pues aquí está Juanita para contároslo.
Casualidades del destino, misterios de la vida, azar puro y duro, lo que sea, la cosa es que he dado con un programa llamado "Sweet Sixteen". Como no podía ser de otra forma es una porducción norteamericana. Tiene su versión hispana llamada "Mis quince", que también está ambientada en los EEUU pero en este caso las protagonistas hablan en spanglish. Cualquiera de las dos versiones merece una tesis doctoral, o un estudio a fondo, o por lo menos, una entrada en el Búho.
Y ¿de qué va? Pues de la celebración del 16 (o quince) cumpleaños de la jovencita en cuestión. Algo así como una puesta de largo, una presentación en sociedad, un "mi niña se ha hecho mayor". No tiene ni pizca de desperdicio, tanto la celebración en sí como los preparativos. El vestido, lo primero. No creáis que se los compran en Zara, qué va, dónde mejor que una tienda de novias. Si, si, van de novias. Peluquería (moños que se podrían confundir con la tarta), manicura, pedicura, de tó. Lo más cómodo es alojarse en el mismo hotel donde tendrá lugar el evento. Pero si no pues una se prepara en casa y luego viene una finísima y elegantísima limusina hummer que traslada a la cumpleañera y a sus amigos al lugar. Los hoteles, de cinco estrellas normalmente (cómo no) , salones gigantes, doscientos invitados, megatarta estilo nupcial, damas de honor, coreografía de las amigas.... Como un bodorrio pero elevando el horterismo a su maximísmo exponente. Ah, y sin novio. O sin noche de bodas, mejor dicho, porque algunas ya tienen pareja estable y todo.
Las familias más pudientes pueden hacer que venga algún artista a cantarle a su niña (generalmente suele ser un rapero super-molón). Y los papás más enrollados le regalan a la nena el deseado coche, grande y caro cómo no.
Igualito que cuando yo cumplí los dieciséis, jeje... En aquella época se estilaba invitar a una hamburguesa a las amigas (o merendola en casa) y a la calle, intentar emborracharte y que se te pasara el pedo antes de ir a casa, suerte tenías si te cruzabas con el tipo que te gustaba, y de regalo de los papis, pues un poco más de paga y volver algo más tarde a casa... Y tan contentas, oye.
He estado buscando y rebuscando en youtube un buen video para poneros (lo siento, de mis 16 no hay documento gráfico alguno), hay montones, no teneis más que poner "sweet sixteen" o "mis quince" (si no tenéis nada mejor que hacer).
Pero al fin he encontrado uno que creo que os va a gustar, es una muestra de la ardiente pasión que se despierta a esas edades...

Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails