sábado, 26 de diciembre de 2009

Listo, que soy un listo.

En la entrada anterior, con toda la ignorancia de la que soy capaz, mandé besarse a la gente debajo del acebo, que viene a ser lo mismo que si les mando besarse debajo de una hoja de laurel.

Como el "acebo" popular dice, y nuestra amiga noestaella ha indicado en un comentario, donde toca besarse es debajo del muérdago.

Si alguien se siente ofendido y quieren que se le devuelvan los besos dados que presenten el ticket de compra y se los cambiaremos por otros bien dados.

Estoy avergonzado tanto tiempo viendo películas americanas de ambientación navideña y no he aprendido nada...
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails