viernes, 10 de julio de 2009

¡Pis, hay pis!

¡PIS, HAY PIS!

Esta frase fue pronunciada a las 4:10 a.m por mí. Se preguntarán si padezco de la próstata para que me hiciera tanta ilusión ver pis...no. Es por mi hijo..."¡pobre!"-pensarán- "no tiene ni 10 meses y ya padece de próstata"...tampoco están equivocados.

Les cuento. Tienen que hacerle unos análisis de sangre y de orina. Cuando me lo dijeron lo primero que pensé es como le digo yo a mi hijo que a primera hora de la mañana mee en un vaso de plástico. Hasta ahora los únicos sitios en los que había meado han sido el pañal, la bañera y ocasionalmente en la mano de su padre. Pero los médicos, muy hábiles ellos, además del vaso nos dieron unas bolsitas de plástico con una abertura. Nos dijeron que metiéramos lo metible por la ranura y a esperar...¡ah! y cada media hora cambiar la bolsa si no había hecho pis.

La presi y un servidor nos preguntábamos que cuanto tiempo podíamos estar esperando a que el niño hiciera pis. Como no sabíamos y para curarnos en salud hoy a las 4:00 a.m procedimos, con cautela, sigilo y nocturnidad...mucha nocturnidad, le desvestimos, le colocamos la bolsa y....le metimos la mano en agua fría por si ayuda a soltar la vejiga (en las pelis funciona), estábamos esperando sin éxito cuando de repente un movimiento brusco de la persona donante de pis despega la bolsa..."cagüen"- pensé- mientras me llevaba la bolsa al baño y la presi iba a instalar una bolsa nueva...noto que la bolsa pesa y una vez en el baño veo con gran algarabía y gozo en el alma (¡grande!) que hay...ese precioso liquido amarillo...y pronunció, de la misma forma que el rey da el discurso de navidad, lleno de orgullo y satisfacción:

¡PIS, HAY PIS!

A las 4:11 a.m...otra vez en la cama, con el deber cumplido. Por cierto yo meé a las 7:00 a.m pero por que tenía ganas, no porque me tuvieran que hacer análisis.

Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails