jueves, 18 de junio de 2009

Juanita, no paniquees...

Es un consejo que me estoy dando últimamente. Os explico, mañana es el festival de fin de curso de la escuela donde aprendo y perfecciono la maravillosa y cautivadora danza oriental. Yo, como Alaska, "bailo tooodo el diiiia con o sin compañiiiiiaaaaa". Siempre lo he llevado con mucha tranquilidad, lo de actuar en público, digo. Tampoco es que haya recorrido los mejores hoteles de El Cairo, ni mucho menos, pero los que han tenido oportunidad de verme saben de lo que hablo.
Mi máxima: ante todo, mucha calma, com el disco de Siniestro Total.
¿Qué ha podido entonces turbar la paz interior de esta búho-bloguera? Pues ni más ni menos que en los ensayos me quedo en blanco... AHHHH!!! HORRROR!!! Odio los ensayos. A mi me gusta bailar y ya está. Sé que son necesarios, por supuesto. Lo que más me jode es que se me olvidan partes de la coreografía que nunca me han dado problemas, eso es lo que más duele. En lo más fácil, voy y la cago. "Pues improvisa", me dirés. Claaaaro, pero en esta ocasión bailamos en grupo, y quedaría muy muy feo que servidora se pusiera a hacer lo que salga de las caderas en un momento de olvido...
Asi que me digo a mi misma lo mismo que Baby Houseman (¿adivinais de qué peli hablo?) se decia a si misma: "No, no me caeré, mantendré la postura, miraré al frente..." (antes de actuar en el hotel Sheldrake) Pues para que me sirva de inspiración, y para que veais lo que puede pasar si uno no va seguro de si mismo sobre el escenario, os dejo este precioso video, jeje... (atentos al minuto 1:44)

http://www.youtube.com/watch?v=94tgIdwAwqk

(Lo siento, inserción desactivada!!)
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails