viernes, 20 de septiembre de 2013

De acuerdo, pero... ¿cómo lo hago?

Este verano en el autobús que nos llevaba del hotel de Menorca al aeropuerto había un aviso que me dejo inquieto. El aviso era este:


Vale, vale...se lo acerco para que lo vean bien...


Teniendo en cuenta que yo no fumo, el de prohibido fumar no me afectaba. El otro, sí. Indicaba que me tenía que abrochar el cinturón de seguridad. Bien, me parece estupendo, yo lo primero que hago cuando subo al coche es ponerme el cinturón. ¿Dónde esta el problema?...Pues el problema mas que estar...no estaba y no estaba en el asiento.


El asiento no tenía cinturón de seguridad. Entonces...¿que es lo que me tenía que atar?¿a qué cinturón se refería?¿Al del pantalón quizás?...bueno... ese si lo llevaba atado.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails